“Déjame ver si entendí…

… ¿me estás diciendo que a ese panzón con cabeza de elefante le tienes algo parecido a la fe?”

– Mamá, es Ganesha, el abre caminos.

– ¿Pero, pero… no eras atea?

– Soy atea, mamá, pero el culto a Ganesha me parece interesante.

– O sea que, durante toda tu vida no logré que te pararas en misa pero ahora se te hace interesante dejarle caramelos a un elefante panzón? ¡¿Qué hice mal contigo, niña, qué hice mal?!

– Nada, mamá, pero es que…

– Pero es que nada. Abre el vino que por lo menos me llevé el disgusto en tus jueves de bar.

– 😱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s