¿VES POR QUÉ BEBO, MAMÁ?

CUANDO LA ADOLESCENTE FUE AL DIVÁN..

“Mira, hijita, yo sé que tú sueñas con un príncipe azul, pero para el carácter que tienes, lo que necesitas en la vida es un príncipe valiente”.

Mamá, verano de 1990, Distrito Federal