“Yo sabía que un día iba a suceder”

El otro día, durante una experiencia súper divertida de cocina con las chicas de Tupperware, no tuve más remedio que contarles mi más reciente diálogo con mi santa madre. Sí, sí, otra de esas conversaciones que podrían mandarme o al diván, o a la cantina (lo que se nos atraviese primero).

– Fíjate, flaquita, que me llamó tu amiga Yoli para contarme que estabas en la histeria porque no te había devuelto los Tupperware que llevaste a su casa.

– … Eeeh, sí mamá -tiemblo, siento que ahí viene la chancla, porque mi madre adora a mi amiga – pero en realidad, emmm, fue porque me urgían para la cena; pero no te vayas a enojar, lo qué pasa es que…

– ¿Enojarme? ¡Si estoy orgullosísima de ti! Ya había perdido la esperanza de que maduraras y mira, por fin llegó el día en que le prestas importancia a los Tupperware. Bueno, estoy tan contenta que ya hasta te puedo agregar a mi grupo de amigas íntimas de WhatsApp.

* Abre el vino tinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s