“Yo no te leí mal el cuento…

Yo lo leí tal como era, y lo leí como me lo leyeron a mí y era eso: un cuento; así que no me salgas ahora con que Hans Christian Andersen te mintió y que si la debilidad de las princesas y todos esos rollos que te haces en la cabeza.

A mí también me dormían con Blancanieves, y a pesar de eso hice mi vida, fui una mujer libre, independiente, me realicé en lo personal y en lo profesional. Así que no, hijita, no le eches la culpa a los cuentos que te leía.

En todo caso, lo que debí haber hecho era aclararte que, en cualquier época, contexto y circunstancia, tú nunca hubieras pasado por las mismas que pasaron las princesas esperando al príncipe azul. Si desde chamaca, con ese carácter que dios te dio, lo que te debía tocar era un príncipe valiente”.

Mamá. Septiembre del 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s