No puedo sola

No puedo sola

Resulta que el otro día por un mero accidente -por no decir chingadera- del destino, acabé platicando con una chica, probablemente de mi edad, si acaso par de años menor, que desde el minuto me mostró sus credenciales: fundamentalista-luchona-proguerreras-loshombresapestan-yononecesitoanadieparacomermeelmundo. Ignoro, por supuesto, sus circunstancias de vida, de hecho, afirmo que las seguiré ignorando porque nuestra [...]